después del silencio

(1996)

     "Las “Ciudades de los muertos” son uno de esos escenarios extraños en los que la contradicción y la extrañeza se apoderan de uno con cierta facilidad. Caminar sus calles nos conecta con la lucha por la continuidad, la perpetuidad, la permanencia, utilizando la pomposidad y el lujo como armas para luchar contra el olvido, titánica batalla tan grandilocuente como ridícula."